Marquesina


21 jul. 2010

Bitácora: 21 de julio de 2010

Hora de inicio: 9:15 a.m.
Hora de finalización: 3:15 p.m.

Tema de debate:
Debate de control político al objetivo 4 del Plan de Desarrollo: crecimiento económico con competitividad y sostenibilidad.

Citados asistentes: Secretario de Hacienda, Secretario de Planeación, Secretaria General, Director UMATA, Gerente Corporación Turismo.

Bancadas proponentes: Partido Liberal, Partido Cambio Radical.

Debate de control político:
Esta sesión inicia con una solicitud de la Mesa Directiva para que se declare sesión informal con el fin de permitir la palabra a un concejal del municipio de Santa Fe de Antioquia, quien agradeciendo el recibimiento de la Corporación, indica que en los próximos días habrá un intercambio de experiencias alrededor de diferentes temas de ciudad con lo se enriquecerá el conocimiento de todas las partes involucradas en este proceso.

De vuelta al debate de control político, la concejala María del Socorro Bustamante, del Partido Cambio Radical, introduce explicando que en esta sesión se tratará el objetivo 4 del Plan de Desarrollo: crecimiento económico con competitividad y sostenibilidad. Y pese a la presencia de los funcionarios citados para el debate, advierte que la Secretaria de Planeación respondió de manera incompleta su cuestionario, mientras que la respuesta de UMATA llegó en horas de la mañana de este día, por lo que hay un gran volumen de información que se desconoce, o no ha podido ser estudiada, inhabilitando a los concejales para cuestionar, controvertir, o contra preguntar el contenido de lo que se exponga. No obstante por voluntad generalizada de la Corporación se permite que prosiga el debate.

Toma entonces la palabra el Secretario de Planeación y en su presentación indica varios aspectos relacionados con este objetivo, entre los cuales destaca:
El objetivo 4 del Plan de Desarrollo, está enmarcado en las estrategias “Cartagena compite” (cuyos programas son: Plan Distrital de Competitividad, eficiencia para la competitividad, innovación para competir, promoción de Cartagena como destino industrial exportador, Cartagena centro logístico y portuario, corredor náutico, Cartagena destino turístico) y “Promoción del desarrollo económico local”.
Expone los estados de cumplimiento de las metas específicas por indicadores para cada uno de los programas, en donde algunos ya superaron el parámetro preestablecido, y otros que aún requieren de esfuerzos gerenciales para su cumplimiento a término del cuatrienio de gobierno de la administración Judith Pinedo.
El Plan de Distrital de Competitividad se adoptó del ya existente Plan Regional de Competitividad, con algunas adaptaciones a la visión del Plan de Desarrollo. Esto con el fin de no desechar los esfuerzos que ya se habían iniciado alrededor de este objetivo que generaba buenos resultados.

Prosigue en su orden el Director de la UMATA, que expone los proyectos que ha desarrollado a la fecha, siendo relevante que:
La cobertura de los programas desarrollados por la UMATA llegan a más de 80 mil familias de la Ciudad.
El programa de patios productivos a permitido generar no sólo fuentes de ingreso a las familias beneficiadas, sino que además impacta en el nivel nutricional de diversos sectores de la Ciudad en la medida que los precios de oferta de los alimentos son bastante menores que los regulares del mercado.
En general las metas alrededor de este programa ejecutorio se han cumplido a cabalidad, registrándose incluso indicadores cuyo resultado a la fecha es de más del 600% por encima de la meta fijada.

Dicho lo anterior, en representación de la Secretaría de Hacienda, habla Aarón Espinoza, subdirector de esta Dependencia, señalando que:
Se tiene en estudio una reforma profunda al estatuto tributario con el fin de que las dinámicas económicas del recaudo en la Ciudad se constituyan en el contexto de las áreas productivas sobre las cuales el Distrito pretende apostar. Para ello se generará toda una política pública al respecto que permita generar sostenibilidad a esta iniciativa independientemente de la Administración que le corresponda ejercer el gasto del capital público.
Como la posición de Cartagena en diversas metodologías evaluativas de competitividad es baja respecto de muchas ciudades del país, se ha pretendido intervenir los puntos críticos que afectaron la puntuación en este sentido. Así por ejemplo se ha reducido el trámite de los requisitos para la puesta en funcionamiento de una unidad de negocio o empresa de 30 a 8 días y se espera que siga disminuyendo hasta 2. También se ha hecho más eficiente la evaluación del uso del suelo en el contexto del Plan de Ordenamiento Territorial, ejerciendo de igual forma control sobre quienes incumplan en esta materia.
La tasa de desempleo en Cartagena ha aumentado (a pesar de que en muchas ciudades de la costa, al contrario, se ha reducido), porque independiente de que el ritmo del crecimiento de la oferta de empleo sea positivo, el número de personas en edad productiva se ha disparado abrumadoramente, por diversos efectos sociales migratorios y de crecimiento urbano.

Con todo lo anterior, diversos concejales hacen cuestionamientos y consideraciones alrededor del tema en cuestión:
Antonio Salim Guerra, concejal del Partido Cambio Radical, indica que las metas para cada uno de los indicadores que estipuló la UMATA están muy por debajo de la realidad social, económica y demográfica de la Ciudad, lo que conlleva a que cuantitativamente sean tan bajas que en la práctica de 4 años de gerencia se vean excesos en el cumplimientos de dichas metas, que en realidad no indica un impacto verdadero sobre las comunidades.
William Amín, concejal del Partido Cambio Radical, considera que UMATA debe llevar a cabo análisis de retorno económico para cada una de las unidades productivas familiares que generan sus programas, con el fin de evaluar la sostenibilidad y perpetuidad del proceso que se implementa con la inversión de recursos y asesorías para los patios productivos.
Antonio Quinto Guerra, concejal del Partido Conservador, haciendo una revisión del presupuesto que se le asignó a UMATA destaca que la partida es de una cuantía baja como para exigir metas de indicadores de una magnitud mayor a las actuales, más aún si se considera que estos recursos provendrían de la venta de activos del Distrito, rubro que tradicionalmente tiende a no poder satisfacerse en su recaudo. Por ello cree conveniente que se revise este tema para hacer las incorporaciones requeridas que permitan generar un impacto mayor en materia de productividad.
María del Socorro Bustamante, concejala del Partido Cambio Radical, cuestiona la veracidad de algunas cifras presentadas por la UMATA. Por ejemplo analiza que si este programa ha beneficiado a más de 80 mil familias y si se tiene que el número de familias totales en Cartagena es un poco más de 200 mil, se puede decir que el beneficio se extiende a más o menos el 40% de las familias cartageneras. Ahora bien, Cartagena Cómo Vamos en su último informe señala que el 62% de la población se halla en estrato bajo y considerando que los programas de la UMATA se desarrollan en esta población, se tiene que aproximadamente los patios productivos y demás proyectos y asesorías se han dado en el 80% de los habitantes del estrato bajo. De esto se pregunta si efectivamente 8 de cada 10 cartageneros pobres indicarían que conocen o han sido beneficiados de la gestión de la UMATA; y la duda sobre esto recae en que Cartagena Cómo Vamos manifiesta que poco más del 70% de la población cartagenera come sus 3 comidas diarias y si UMATA declara que con sus programas se logra satisfacer la alimentación de las familias beneficiadas, no coincidirían las cifras (recuérdese que el impacto es superior al 80% según UMATA).
Lorenzo Hodges, concejal del Partido de la U, solicita que se sigan haciendo esfuerzos en materia de intervención sobre los puntos que desfavorecieron la posición de Cartagena en el ranking de la competitividad de las distintas ciudades y municipios del país.
David Dáger, concejal del Partido Liberal, cree que se debe revisar con mayor detenimiento el cierre de negocios que no tengan el visto bueno de control urbano por los problemas que se pueden generar para los afectados.
Andrés Betancourt, concejal de la Bancada Por Una Sola Cartagena, cuestiona la falta de autoridad de la Administración para intervenir en lo que se refiere a control del uso del suelo, burdeles y en general sitios de explotación sexual, que se ubican en el Centro Histórico.
William López, concejal del Partido Conservador, señala que hasta tanto no se trabaje sobre la recuperación y organización de las playas no se podrá generar un verdadero impacto sobre la competitividad de Cartagena, por lo que insta al Gobierno Distrital a que exponga avances en esta materia.

En general se critica la ausencia de respuestas efectivas por parte de la Secretaria General y del Secretario de Planeación frente a los hechos cuestionados por los concejales, hecho que según la concejala Bustamante hace totalmente ineficaz este debate, ya que no se arrojan posiciones concluyentes de este.

Finaliza la sesión y se cita para el jueves 22 de julio de 2010, a las 8:30 a.m. en las instalaciones del Concejo Distrital de Cartagena de Indias.

No hay comentarios:

La información contenida en este blog puede ser reenviada, publicada y distribuida con fines informativos y educativos, citando SIEMPRE al Observatorio al Concejo de Cartagena y a Funcicar como autores de la información