Marquesina


12 abr. 2010

Bitácora del 12 de abril 2010

Hora de inicio: 9:15 a.m.
Hora de finalización: 12:40 p.m.

Tema de debate:
· Debate de control político a la situación de riesgo ambiental de la bahía de Cartagena de Indias a causa de contaminación carbonífera en el Puerto de Mamonal.
· Proposiciones varias.

Bancadas proponentes: Por Una Sola Cartagena.

Citados asistentes: Directora de la EPA, Representante de CARDIQUE, Secretario de Planeación.

Debate de Control Político:
Al inicio de la sesión, la Secretaria General del Concejo Distrital, Mariana del Villar, da lectura a la proposición 025 del 2010, la cual contiene el cuestionario de control político al tema de riesgo ambiental de la bahía de Cartagena de Indias a causa de la contaminación carbonífera en el Puerto de Mamonal.

Antes del comienzo del debate, William López, concejal del Partido Conservador, solicita permiso a la Mesa Directiva para ausentarse de la sesión alegando conflicto de intereses. Este es concedido.

Introduce al debate Andrés Betancourt, concejal de la bancada Por Una Sola Cartagena, quien manifiesta su preocupación porque el crecimiento de la industria general en la Ciudad no traiga consigo mejoras en el control del panorama ambiental con que se relacionan los actos productivos de las mismas. De esta forma, no sólo el muelle de Mamonal, sino también empresas como Argos, Muelles El Bosque y otras más, contribuyen con agentes contaminantes al deterioro de la flora y fauna de sus inmediaciones.
Para el caso concreto de muelles de Mamonal, este concejal evidencia con una secuencia fotográfica cómo el polvillo de carbón se dispersa con mucha incidencia sobre edificaciones vecinas. Con este panorama de riesgos se ve atentada la competitividad en materia de turismo, sanidad de alimentos de pesca y seguridad social, que fue así percibido por la Alcaldía Mayor de Cartagena en cabeza de Judith Pinedo y que concluyó en febrero de 2009 con una resolución mediante la cual se ordenó el cierre de este muelle.
Sin embargo en fechas posteriores, y con la asunción de la autoridad al respecto por parte del Ministerio de Ambiente, fue revocada esta sentencia y se permitió reabrir procesos de producción en este muelle con el compromiso de que en 14 meses debería darse una solución a las situaciones y condiciones del proceso contaminante. Una revisión a la fecha de estas medidas obligadas a desarrollar para evitar la contaminación, revela que no se han hecho avances al respecto que permitan esperanzar a la comunidad sobre una solución oportuna y eficiente.

De la presentación de la Secretaria General del Distrito, Alicia Sáenz, el concejal Betancourt destaca su recuento histórico respecto a las autoridades ambientales encargadas del control de la contaminación de las actividades industriales. Para el caso concreto del muelle de Mamonal, da a conocer que la primera licencia ambiental estuvo a cargo de la IDERENA (dependencia Nacional), pero que posteriormente se concede a CARDIQUE (considérese que no existía el EPA para entonces). En los últimos años, el rol de las dependencias ambientales del Distrito (CARDIQUE y EPA), ha pasado de ser administrativos a autoridades de vigilancia y control y con ello se estipuló que la EPA fuera la encargada de las empresas que estuvieran asentadas en el casco urbano, mientras que CARDIQUE lo hiciera con las que estuvieran en zonas de corregimientos. A la fecha posterior al cierre de muelles de Mamonal por orden de la Alcaldía de Cartagena de Indias, la autoridad en esta materia es conferida de manera directa al Ministerio de Ambiente, y así hoy día las resoluciones de sanción, control y administración para las empresas según las circunstancias de riesgo ambiental que generen dependen de este Ministerio Nacional.

La Personería Distrital valida la observación hecha por los concejales respecto a la forma y magnitud de contaminación por causa de polvillo de carbón en la bahía, a partir de sus informes de auditoría en muelles de Mamonal. De esto se formalizaron y dieron a conocer medidas para el manejo del riesgo ambiental en la manipulación de carbón.

Por su parte CARDIQUE, manifiesta que en su inspección se han hallado evidencias de medidas de control a la difusión del polvillo de carbón, mediante la plantación de plantas de limón y laurel, así como de riegos de agua para humectación de la tierra, de tal forma que se capture este elemento y no pueda expandirse por efectos de la circulación del aire.

La EPA manifiesta que los procesos que desarrollan en estas empresas cuya productividad son susceptibles a generar contaminación, son los de control de seguimiento y vigilancia. De la ejecución de estos a la actividad de muelles de Mamonal, se ha podido constatar un radio de dispersión del polvillo de carbón que ponía en riesgo el ecosistema circundante. De igual forma las vertientes de aguas de desagüe en estas empresas se hallan colapsadas y por eso junto a la contaminación carbonífera se está dando la odorífera. Los informes resultantes de estas inspecciones son remitidos al Ministerio de Ambiente toda vez que actualmente se halla encargado de las medidas administrativas alrededor de estos problemas.

De lo dicho anteriormente el concejal Betancourt, declara que independientemente de quien sea la autoridad ambiental, o del conflicto que se presente entre particulares circunvecinos por las zonas afectadas por los agentes contaminantes del carbón, se debe generar responsabilidad desde las autoridades para que no se vea afectado el estado ambiental que impacta sobre la competitividad de la Ciudad. Luego demuestra varios planes de manejo ambiental implementados en distintas ciudades y empresas del País, que garantizan el desarrollo sostenible de su economía sin afectar el ecosistema.
Entre tanto opina que los elementos de seguridad para el control de la contaminación por polvillo de carbón considerados por CARDIQUE no son los adecuados, pues se sabe que la dispersión de este elemento no puede ser restringida por trampas de contenedores, por plantas de laurel y limón, o por riegues en el terreno. Explica que la altura a la cual se eleva el polvillo del carbón durante el flujo de las corrientes cálidas de la bahía, es superior a las restricciones de las barreras evaluadas, permitiendo el escape de la mayor parte de este material. Pide así que se revise con mayor seriedad los indicadores de seguridad que considera CARDIQUE, de manera que se hagan actualizaciones sobre estos para tener en consideración las medidas más actuales y eficientes que garanticen un mejor panorama ambiental en este sector, que permita definir con certeza si es necesario el cierre de varias de estas empresas o no.

Interviene William Amín, concejal del Partido Cambio Radical para expresar su inconformidad por la falta de certeza respecto a las variables que permiten valorar la gravedad del panorama ambiental por causa del polvillo de carbón. Así, por ejemplo, refiere que tal como ACUACAR estableció monitoreos de corrientes submarinas para saber si las aguas de desagüe del emisario submarino no se desplazarían hasta la bahía, de igual manera las autoridades ambientales, muelles de Mamonal, y en general las empresas con cercanía a la bahía, debieron realizar esta prueba para conocer el riesgo de desplazamiento de su material contaminante a través del agua marina, previendo de esta forma su alcance territorial, y saber si la zona turística sería afectada.
Otra medida adicional que debe contemplar la Corporación sería la de modificaciones directas al POT, donde se pueda constituir planteamientos en el uso del suelo que favorezcan al turismo como eje fundamental de la productividad de la Ciudad, desprendiéndose de esto medidas de posicionamiento de la industria de manera que su actividad no se interponga con la turística.

Henry Argel, concejal del Polo Democrático Alternativo, dice que en la Ciudad se ha improvisado el tema ambiental y frente a esto la Administración no puede tomar una actitud pasiva. Dice que es importante como requisito para la creación de empresas y para la inversión de particulares que garanticen y formalicen estructuras de control a las prácticas ambientales relacionadas con su objeto productivo.

En este sentido, Jorge Cárcamo, concejal de la bancada Por una Sola Cartagena, considera que muy a pesar de los intereses detrás de este tipo de permisiones a la afectación del ambiente, no se puede admitir que se violen derechos humanos relacionados con el ambiente y desarrollo. Si bien la política del Gobierno central ha favorecido al rendimiento económico de los particulares por encima de todo, no por eso las acciones administrativas del Distrito deben actuar de la misma manera. Pero frente a la contaminación indiscriminada por parte de muelles de Mamonal, que excede al plano de la salud humana, cree pertinente que la Personería Distrital haga una acción popular para que se realicen los cierres de las empresas contaminantes hasta tanto no se obtengan medidas de control eficientes de manera anterior a la productividad industrial de dichas empresas.

Adolfo Raad, concejal del Partido de la U, resalta que en esta ocasión la Alcaldesa sí fue eficiente y decidida frente a la problemática ambiental de la Ciudad, muy a pesar de las barreras que encontró para ejercer actos administrativos al respecto. Este concejal creía que el problema estaba solucionado dado el cierre parcial del muelle, pero frente a la apertura por parte del Ministerio de Ambiente observa que el problema sigue igual. Pide que se suspendan de nuevo las labores productivas de estos muelles y para ello solicita la participación y colaboración de las autoridades ambientales.

Para el concejal David Dáger, del Partido Liberal, el problema de contaminación por polvillo de carbón puede ser entendido como de salud pública, y de esto el Gobierno Distrital puede valerse para dar un cierre de estas empresas, ya que si se bloquean restaurantes por motivos sanitarios, es posible hacer alegaciones de la misma índole. Cuestiona el centralismo del Gobierno Nacional, que canceló la resolución de la Alcaldesa, irrespetando la autonomía del Distrito.

De otra perspectiva, el concejal Lorenzo Hodges, del Partido de la U, pide que también se controlen las zonas de cargue y descargue del carbón en puertos como CONTECAR, porque también se genera en estas zonas contaminación durante la manipulación del carbón en gran volumen. Un cuestionamiento adicional que han hecho empresas pesqueras, comenta este concejal, es que muchos de sus productos marinos se hallan contaminados y de ser consumidos por las personas, provocaría daños graves a la salud.

El concejal Alberto Osorio dice que en la zona de Mamonal hay muchas contaminantes de diversas industrias y que son más difíciles de detectar por su dispersión menos obvia que el polvillo de carbón. Pide pues que se tenga también control en las demás circunstancias de riesgo ambiental.

CARDIQUE vuelve a expresarse, diciendo que es cierta la evidencia sobre el esparcimiento periférico de polvillo de carbón, pero, refiriendo todos los agentes contaminantes de varias empresas, justifica que este tipo de eventos ocurran por el hecho de que esa zona es industrial. Dice que Cardique no puede intervenir de manera administrativa frente a la actividad productiva de las empresas contaminantes porque quien tiene la competencia formal es el Ministerio de Ambiente. A la fecha se ha remitido correspondencia donde se cuestiona la competencia en estos temas del Gobierno Central, indicando que es el Distrito de Cartagena quien debe manejar de manera directa estas cuestiones, pero no se ha obtenido respuesta.

Daniel Vargas, concejal del Partido Cambio Radical, refiere los problemas de salud que se pueden derivar de la absorción del polvillo de carbón en las vías respiratorias, sobre todo en el caso de que llegue este material residual hasta la zona turística y habitada, mientras que el concejal Betancourt dice que hay negligencia por parte de CARDIQUE porque este problema se viene presentando desde fechas en las cuales sí tenían atributos administrativos para hacer el cierre. Dice que la Corporación no solo sugerirá el cierre de este puerto si no de todos los que evidencien situaciones contaminantes.

La Secretaría General informa que de acuerdo a su evaluación jurídica las autoridades ambientales del Distrito estarían facultadas para controlar los riesgos ambientales desde actos administrativos en lo que se refiere tanto a la habilitación de la apertura de una empresa por licencias, como en el cierre y sanción de las que tengas problemas de contaminación. Con lo dicho el concejal Dáger dice que se les debe exigir a estas autoridades que procedan con los actos de cierre a estas empresas. Pero CARDIQUE dice que no tiene competencias y por lo tanto queda al margen de estas intervenciones.

Amín aclara que a la Alcaldesa le tocó recurrir al Ministerio de Ambiente porque CARDIQUE no hizo nada frente a los problemas evidenciados a raíz de las denuncias de las empresas de atún, que vieron su producto contaminado por el polvillo de carbón, pero que esto no le excluye de que jurídicamente tenga competencias.

CARDIQUE manifiesta que sí hizo un proceso técnico de evaluación que determinó que no se ameritaba el cierre del puerto, y por eso nunca procedió con actos administrativos de cierre cuando tenía las facultades. En conocimiento de esto el concejal Dáger dice que deben revisar los equipos de medición porque es un hecho irrefutable que hay contaminación de carbón suficiente para decidir el cierre del puerto de Mamonal.

El concejal Betancourt concluye que CARDIQUE “no quiere hacer nada por Cartagena”. Propone a nombre todas las bancadas que se conmine a todas las autoridades ambientales a que cierren el puerto de Mamonal hasta tanto no se cumpla con la reglamentación que favorecería el medio ambiente y daría garantías de su seguridad.

Por último, Antonio Quinto Guerra, del Partido Conservador, dice que del proyecto de acuerdo 085, sus ponentes tienen muchas inquietudes. Por lo cual propone un cuestionario a Corvivienda para resolver estas dudas relacionadas con el proyecto de vivienda Huellas Juan Pablo II. Esto con el fin de poder construir la ponencia de primer debate de este proyecto de acuerdo.

Finaliza la sesión y se cita para el martes 13 de abril de 2010, a las 8:30 a.m. en las instalaciones del Concejo Distrital de Cartagena de Indias.

No hay comentarios:

La información contenida en este blog puede ser reenviada, publicada y distribuida con fines informativos y educativos, citando SIEMPRE al Observatorio al Concejo de Cartagena y a Funcicar como autores de la información